Travestismo Jocoso

con-faldas-y-a-lo-loco.jpgContinuando la primera parte de este post, “El travestismo en el cine”, una de las primeras formas en las que se trató fue de forma “Jocosa”.

Las imitaciones exageradas, la incongruencia y las situaciones comprometidas es lo que atrae a las audiencias. Así pasa, por ejemplo, en “Una Eva y dos Adanes” (1959). La película se desarrolla en el Chicago de 1929, cuando dos músicos deben salvar el pellejo al presentar una matanza por parte de unos mafiosos. Sin nada de dinero deciden vestirse de mujer para integrarse a una orquesta de señoritas, que se marcha de gira al día siguiente. El recurso del travestismo por parte de los actores es usado para salvar sus vidas, pero asume un tono burlesco por las situaciones en las que los actores se ven inmersos y de las cuales se ven incapaces de salir: vestir y actuar como mujeres, estar en medio de tantas mujeres, tener pretendientes masculinos, y el hecho que no tienen el control del desarrollo de los hechos y ser víctimas de su propio destino. La película, a demás, lanza la idea de la homosexualidad en su última escena, que lejos de desarrollarla o ponerla en tela de juicio, sirve para soltar la última carcajada.

rocky-horror.jpgEl tratamiento jocoso toma otra perspectiva en la película-musical “The Rocky Horror Picture” (1975), donde una pareja busca refugio en un castillo tras averiarse su coche en una noche tormentosa, sin saber que el dueño es un doctor que acaba de construir “al hombre perfecto” y está celebrando la convención anual de Agentes Secretos de la galaxia de Transilvania. El travestismo aparece en la vestimenta extravagante del doctor: zapatos de tacón, medias y corsé; cuya orientación sexual le permite estar atraído tanto por mujeres como por hombres. En el film el tema de las orientaciones sexuales es tocado de pasada y el travestismo es abordado un poco como una excentricidad que le da un toque de comedia al personaje.

caux-folles.jpgLa caux aux folles (1978), traducida como “Vicios pequeños” retoma las imitaciones y las situaciones comprometidas que arrancan la carcajada del espectador. Albin/Zaza y Renato, son una pareja gay que tiene un hijo heterosexual, el cual va a casarse con una joven de buena familia y muy conservadora. La chica y sus padres llegan a una cena para conocerles y para no escandalizar a la familia política de su hijo, Albin y Renato deciden hacerse pasar por pareja hombre-mujer, lo cual crea un conjunto de situación muy risibles. En esta película el travestismo es abordado de dos maneras; en la primera como una forma de trabajo, puesto que la pareja gay tenían un club nocturno donde los espectáculos eran llevados a cabo por travestís. En la segunda como una manera de salir del paso, donde Albin asume la vestimenta cruzada y a la vez “la personalidad” de la mamá para salir del paso. Sin embargo, es muy importante rescatar el tratamiento de la homosexualidad que se le da en esta película. Es de las primeras películas donde la homosexualidad es abordada como una realidad y con naturalidad, sin más estigmatizaciones que las de una familia conservadora que finalmente debe travestirse para pasar desapercibidos y evitar el escándalo.

Tercera parte: Travestismo por necesidad

« | »

2 Respuestas a “Travestismo Jocoso”

  1. […] Segunda parte: Travestismo jocoso […]

Deja una respuesta a Travestismo en el Cine | MOiSTER

*