Armando un superportafolio de diseño para conseguir trabajo

superportafolio Una vecina recién egresada de la carrera de diseño me hizo saber que tenía la intención de armar su portafolio para ir a pedir trabajo, a lo que me preguntó si podía ayudarla. Yo hace mucho que no actualizo el mío, y cuando lo utilicé la última vez aquello no tenía ni pies ni cabeza. Afortunadamente funcionó aún así, pero todavía creo que fue por intervención divina. Así que me dí a la tarea de averiguar cómo es que debe ser un portafolio para cumplir su objetivo: conseguirte el trabajo.

  1. Eligiendo un portafolio. Comprarte o hacerte de un maletín o portafolio para tus trabajos es lo primero que tienes que hacer: El estilo es importante ya que juega un papel decisivo en tu imagen. No necesitas uno carísimo o de marca, pero debe lucir nuevo, agradable y sobre todo, profesional. Asegúrate de que tenga un buen tamaño y espacio para las páginas y así desplegar tu trabajo.
  2. El fondo del papel. El fondo del papel de las páginas debe ser un color neutral como blanco o gris claro, de lo contrario arruinará a la vista la presentación de tu trabajo.
  3. El acomodo de tu trabajo debe ser consistente. Si centras todos tus diseños en la página, asegúrate de que así sea en todas. Trata de dar espacio a los lados también. Este tipo de errores en tu portafolio podría decir que así es como trabajas.
  4. Incluye los trabajos correctos. Debes elegir muy bien lo que vas a poner en tu portafolio. Si estas en la escuela todavía pide ayuda a algún profesor sobre cuáles trabajos son los mejores, o pregunta a tus amigos diseñadores su opinión. Tu trabajo debe estar actualizado y debes adaptar el tipo de trabajo de tu portafolio según el trabajo que vayas a pedir. Si vas a pedir trabajo a una revista, incluye los trabajos relacionados con esa área. No vayas con el bonche de Cds y posters o trabajos que no tengan relación.
  5. Buen comienzo y buen final. Cuando el entrevistador abre tu portafolio tú quieres que exclame un “wow”, así que pon una de tus piezas más fuertes como primera página. Acuérdate que muchos juzgan por la primera impresión que reciben. Termina también con uno de tus mejores trabajos, el final es igual de importante que el comienzo porque quieres dejar un agradable recuerdo visual en el entrevistador. Así dejarás la impresión de que todo tu portafolio es buenísimo.
  6. Etiqueta tu trabajo. Casi siempre los entrevistadores te piden que dejes tu portafolio para revisarlo con detenimiento, así que etiquétalo con un titulo y una breve descripción, esto ayudara a refrescar la memoria del entrevistador aun después de hacerte la encuesta. Así como el uso de etiquetas te ayudarán a hablar sobre cada proyecto. Mantén las etiquetas consistentes en el mismo lugar tamaño y el mismo tipo de fuente.
  7. Habla acerca de tu trabajo. Es muy importante estar preparado para hablar de cada pieza de tu portafolio, por lo menos unos minutos, para dar a conocer los detalles de cada proyecto, como para quien fue hecho, cual era el concepto , el estilo que se uso etc.
    Debes conocer todo acerca de tu trabajo, para estar preparado si surge cualquier duda por parte del entrevistador. Incluso puedes practicar antes un pequeño discurso, sólo recuerda no alargarlo mucho.
  8. Mantén actualizado tu portafolio. Mantener tu portafolio actualizado es muy importante por que puedes ser inesperadamente despedido o te puedes tropezar con el trabajo de tus sueños en cualquier lado y cualquier día. Necesitas estar listo al momento así que actualízalo de cuando en cuando y esto incluye, piezas dañadas o huellas pintadas, etc.

Esto último es lo que aún no he aprendido pero lo pondré en práctica ahora mismo. Ahora sí sólo enfúndate en tu traje y ¡a conseguir chamba!.

« | »

Deja una respuesta

*